8 may. 2015

Encuentro con Mª José Sáinz

       Para finalizar las actividades de la Semana Cultural, los grupos de 3ª de Ed. Primaria tuvieron un Encuentro con la escritora-docente Mª José Sáinz, que realizó una sesión sobre su cuento Elena, una hormiga de colegio.

      Antes de la sesión se trabajó en el aula una información sobre las hormigas y su organización social enviada por la autora. Durante la sesión, la autora con la colaboración del alumnado leyó el cuento y realizó una comprensión del mismo, tanto del contenido como de su estructura y algunos recursos literarios utilizados. Posteriormente, en otras sesiones, se han realizado dibujos y se han escrito otras aventuras de Elena, la protagonista, ya que el final del cuento quedaba abierto y la autora animó a niñas y niños a continuarlo y enviarle sus textos.


Encuentro con Mª José Sáinz on PhotoPeach



Elena, una hormiga de colegio

Cuando los niños volvieron al colegio de las vacaciones de verano contaron en clase todas las cosas que habían hecho: bañarse, irse de vacaciones...
Pasaron los días y anunciaron que iban a hacer una excursión al campo a la semana siguiente. Elena pensó que podrían irse con ellas y se los dijo a sus amigas hormigas. Ellas estuvieron de acuerdo.
El día de la excursión, las hormigas estaban muy bien equipadas por si encontraban migas. Allí encontraron pájaros que casi se las comen y senderos con muchas piedras.
Cuando llegó la noche, las hormigas estaban agotadas. Los niños decían que los padres les iban a recoger.
Al día siguiente encontraron unas hormigas que eran iguales que ellas, les preguntaron si podrían vivir con ellas y les dijeron "¡Claro que sí!".
Elena O. C., 3ºC


Lucía J. V., 3ºC
Elena se encuentra con los niños

     Elena, junto a sus amigas, consiguió que usaran la imaginación y se durmieran en las alas de papel.
     Al día siguiente, Elena salió a buscar comida muy contenta cuando, de repente, vinieron unos niños y Elena se fue al hormiguero y dijo:

      - Han venido unos niños pero no traen comida.

     Entonces las demás hormigas y Elena se fueron a dormir. Cuando pasaron algunos días volvieron a venir los niños y Elena, muy contenta, le escribió una carta a la abuela y dijo:

      Querida abuela:

      Han vuelto los niños y me lo estoy pasando muy bien. Espero que tú también.

      Besos.
                                                                                                Elena

     Y Elena, muy contenta, se quedó allí.
Paula M. G.,3ºC



Lorena C. A., 3ºC

Elena, una hormiga de colegio

       Elena y sus amigas se durmieron en las alas de papel. Al día siguiente no estaban allí los niños, así que se fueron a tomar el sol y a buscar alimento.
       Después de andar y andar, encontraron muchas migas de pan y se las llevaron al colegio. En el colegio, las hormigas se fueron al aula de Infantil y se comieron las migas de pan.
        Al día siguiente volvieron los niños y se pusieron las alas de papel.
Alberto B. D., 3ºC

Daniel M. A., 3ºC

La recolecta

       Cuando se despertaron, fueron al hormiguero a comer un poco y luego, Elena y otras hormigas se fueron a buscar comida.
      Cuando volvieron, tenían mucha comida y dijeron  que fueran más hormigas. Después de un largo camino, volvieron y Elena comió un poco y se volvieron a las alas a dormir.
      Como Elena tenía una pata un poco mal, al día siguiente, cuando despertó, le dolía mucho y se lo dijo a sus amigas. Ellas le dijeron:
      - Pues quédate aquí.
      Y ella les respondió:
      - Vale.
      Y como no tenía nada que hacer, le escribió una carta a su abuela.
Marta R. G., 3ºC


Silvia G. A.,3ºC
Elena, una hormiga de colegio

     Al pasar el verano, los niños volvieron al colegio y Elena pensó que podrían conocer a uno de los niños.
     - ¡Parecen muy simpáticos! - exclamó Elena.
     Pero las demás no querían y Elena las convenció. Conocieron a una niña llamada Ana y prometió no contárselo a nadie. Y así lo hizo, no lo contó.
     Elena le preguntó a Ana que si les podía traer comida.
     - Sí, claro, la traeré - dijo Ana.
     Y les fue trayendo comida todos los días.
Silvia G. A.,3ºC


   


No hay comentarios:

Publicar un comentario