31 oct. 2014

Relatos express para Halloween (Para segundo y tercer ciclo de Primaria)

El Garfio

El Garfio es uno de los cuentos de miedo de fogata más antiguos. Una pareja joven se dirige en automóvil a un lugar aislado para besuquearse, cuando de pronto escuchan una historia en la radio. Un asesino demente conocido como El Garfio --así llamado porque tiene un garfio en lugar de una mano-- ha escapado de un manicomio. La chica quiere regresar, pero el chico le asegura que no hay nada de qué preocuparse. Cuando llegan al lugar, él intenta besarla, pero ella sigue insistiendo en que está asustada y quiere irse a su casa. La discusión continúa y el chico cada vez se irrita más. Finalmente, él pisa el acelerador y se van a toda velocidad dejando atrás un estruendo de polvo. Cuando llegan a la casa de la chica, el chico detiene el auto y baja para abrirle la puerta. Pero cuando llega a la puerta, su cara empalidece como la de un fantasma y se desploma al suelo desmayado. Ella mira hacia afuera para ver cuál es el problema. Allí, colgando del lado de la puerta del acompañante, hay un garfio ensangrentado.
 
 

María la Sangrienta

Según la leyenda, María la Sangrienta era una vieja bruja que vivía en la profundidad del bosque. Un día, una de las niñas de un pueblo cercano desapareció. Le siguió una segunda niña y una tercera. Poco tiempo después, un aldeano que estaba despierto tarde en la noche por un dolor de muelas vio a una de las hijas del vecino saliendo de la casa en pijamas. La niña parecía estar en algún tipo de trance. El aldeano llamó a sus compañeros y siguieron a la niña a un campo cercano. Allí estaba María la Sangrienta --que ahora se veía como una chica de no más de 20 años-- con una varita mágica que brillaba en su mano izquierda y una navaja de plata en su mano derecha. Había estado tomando la sangre de las niñas para recuperar su juventud. Los aldeanos la agarraron y la quemaron en una hoguera, pero mientras moría, juró venganza. A partir de ese día en adelante, quienquiera que diga su nombre tres veces frente a un espejo la llamará: ella las rebanará con su navaja y sus almas arderán por siempre en el espejo.
 
 

La moneda de plata

La moneda de plata es un cuento sobre una pareja joven que de regreso a su casa por la noche se encuentran obligados a buscar refugio. Se topan con una casa de campo que tiene una lámpara en la ventana, donde una amable pareja de ancianos les ofrece alimento y un lugar donde dormir. La pareja se marcha al amanecer sin despertar a sus anfitriones, pero dejan una moneda de plata sobre la mesa de la cocina para pagarles. Cuando se detienen para almorzar en la carretera, le cuentan al mesonero sobre la agradable pareja de ancianos que les había dado refugio. "Qué raro" --dice el mesonero-- "parecen los Brown, pero murieron en un incendio años atrás". La pareja insiste en que está equivocado y lo llevan a la casa. Al llegar, encuentran una construcción en ruinas y carbonizada, llena de malezas y cubierta de cenizas. Pero en los restos de cosas retorcidas que se encontraban sobre la mesa de la cocina, todavía pueden ver su moneda de plata.
 
 

Relato corto para Halloween (Infantil y Primer Ciclo de Primaria)

UN HALLOWEEN DIFERENTE

Hace mucho tiempo, la mayoría de los monstruos eran seres simpáticos y golosos, tontorrones y peludos que vivían felizmente en su monstruoso mundo. Hablaban y jugaban con los niños y les contaban cuentos por las noches. Pero un día, algunos monstruos tuvieron una gran discusión por un caramelo, y uno se enfadó tanto que sus furiosos gritos hubieran asustado a cualquiera. Y entre todos los que quedaron terriblemente asustados, las letras más miedosas, como la L, la T y la D, salieron corriendo de aquel lugar. Como no dejaron de gritar, las demás letras también huyeron de allí, y cada vez se entendían menos las palabras de los monstruos. Finalmente, sólo se quedaron unas pocas letras valientes, como la G y la R , de forma que en el mundo de los monstruos no había forma de encontrar letras para conseguir decir algo distinto de " GRRR!!!", "AAAARG!!!" u "BUUUUH!!!". A partir de aquello, cada vez que iban a visitar a alguno de sus amigos los niños, terminaban asustándoles; y con el tiempo, se extendió la idea de que los monstruos eran seres terribles que sólo pensaban en comernos y asustarnos.
Un día, una niña que paseaba por el mundo de los monstruos buscando su pelota, encontró escondidas bajo unas hojas a todas las letras, que vivían allí dominadas por el miedo. La niña, muy procupada, decidió hacerse cargo de ellas y cuidarlas, y se las llevó a casa. Aquella era una niña especial, pues aún conservaba un amigo monstruo muy listo y simpático, que al ver que nada de lo que decía salía como quería, decidió hacerse pasar por mudo, así que nunca asustó a nadie y hablaba con la niña utilizando gestos. Cuando aquella noche fue a visitar a su amiga y encontró las letras, se alegró tanto que le pidió que se las dejara para poder hablar, y por primera vez la niña oyó la dulce voz del monstruo.
Juntos se propusieron recuperan las voces de los demás monstruos, y uno tras otro los fueron visitando a todos, dejándoles las letras para que pudieran volver a decir cosas agradables. Los monstruos, agradecidos, les entregaban las mejores golosinas que guardaban en sus casas, y así, finalmente, fueron a ver a aquel primer monstruo gruñón que organizó la discusión. Estaba ya muy viejecito, pero al ver las letras, dio un salto tan grande de alegría que casi se le saltan los huesos. Y mirando con ternura las asustadas letras, escogió las justas para decir "perdón". Debía llevar esperando años aquel momento porque enseguida animó a todos a entrar en su casa, donde todo estaba preparado para una grandísima fiesta, llena de monstruos, golosinas y caramelos. Como las que se hacen en Halloween hoy día; qué coincidencia, ¿verdad?

17 oct. 2014

Un ratón llamado Geronimo Stilton

Geronimo Stilton, el intrépido director de El Eco del Roedor, el periódico más famoso de la Isla de los Ratones,  causa furor en la biblioteca del centro. ¡Alarmen a todo el mundo! Si lo ven, no duden en hacerle una entrevista para conocer sus historias y todas sus investigaciones. Sus increíbles aventuras consiguen que te adentres en el mundo de Ratolandia y formes parte de su equipo. Muchos alumnos y alumnas del colegio ya lo han hecho y quieren seguir conociendo más y más aventuras de este audaz ratón.





Geronimo también nos ha presentado a su hermana Tea Stilton, a la que le encanta investigar cosas que ocurren a su alrededor como a su hermano. Únete a ella y disfruta de maravillosas y emocionantes aventuras.




¡¡¡¡No te pierdas las divertidas aventuras de esta pareja de hermanos !!!!
En nuestra biblioteca encontrarás muchos libros de estos pequeños y roedores amigos.